castellano català
IR A LA MEMORIA SOCIAL

5.2 Buen Gobierno

La capacidad de contar con un modelo de negocio que proporciona valor añadido a sus grupos de interés, basado en la aplicación de valores como la ética, el compromiso y la confianza, es una cualidad que ha acompañado a la Entidad desde la fecha de su creación.

Dispone de mecanismos que le permiten brindar información transparente y veraz a sus grupos de interés, establecer pautas de comportamiento para todos sus integrantes y consolidar un modelo de negocio eficiente y sostenible. 

Estos mecanismos se han establecido con el objetivo de asegurar el desarrollo de prácticas de Buen Gobierno en el seno de la Entidad, aplicando políticas y normas internas que favorecen su implementación, control y seguimiento.

CÓDIGO ÉTICO

El Código ético establece los valores, principios y normas de actuación que rigen la Entidad y las actuaciones diarias que realizan todos sus profesionales. Así pues, el Código constituye una herramienta que promueve el desarrollo de las tareas profesionales de empleados, directivos y miembros de los órganos de gobierno bajo criterios de honestidad, integridad, excelencia, responsabilidad y transparencia. La Entidad complementa las normas de actuación incluidas en el Código ético mediante la elaboración e implantación de políticas y normas de actuación sobre materias concretas. El Reglamento Interno de Conducta en el ámbito del Mercado de Valores (RIC) constituye un ejemplo de ello.

Los trabajadores disponen de un Canal ético en el que pueden interponer una denuncia para notificar posibles incumplimientos del Código y/o de las normas que lo desarrollan.

El Comité de Control Interno monitoriza las normas de conducta implantadas y es el órgano encargado de realizar el seguimiento y la resolución de los posibles incumplimientos detectados y reportados por el mencionado canal. Sobre esta cuestión, y cuando proceda, el Comité de Control Interno reporta a los órganos de gobierno los aspectos siguientes:

  • Deficiencias detectadas en los procedimientos y/o controles internos que pudieran poner en riesgo la integridad corporativa de la Entidad y promover su resolución.
  • La relación de tareas de control realizadas para el cumplimiento de los criterios y pautas de actuación contenidos en el Código.
  • Acciones realizadas para resolver los conflictos éticos que pudieran aflorar en el curso de las operaciones de la Entidad, y adoptar cuantas medidas resultaran necesarias.

POLÍTICA DE REMUNERACIONES

La Política de Remuneraciones define los principios para favorecer una retribución coherente y alineada con la regulación vigente. 

El Consejo Rector de Caja de Ingenieros es el máximo órgano decisor y garante en la aplicación de la Política Retributiva del Grupo Caja de Ingenieros. No obstante lo anterior, el Consejo Rector delega en la Comisión Ejecutiva de Caja de Ingenieros la aprobación de la misma. Dicho órgano tiene la responsabilidad de comprobar, con una periodicidad mínima anual, el grado de cumplimiento de la política retributiva. 

El análisis de dicho grado de cumplimiento está delegado a su vez en la Comisión de Nombramientos y Retribuciones, cuyas principales funciones son proponer, informar y supervisar las cuestiones relativas a la Política Retributiva del Grupo Caja de Ingenieros; la selección, nombramiento y cese de Altos Directivos y personal clave; y las funciones de control interno, que incluye su evaluación inicial y periódica respecto a los criterios de idoneidad regulados por la legislación vigente. También presta asistencia  especializada al propio Consejo Rector, a su Comisión Ejecutiva y a los Consejos de Administración de las filiales del Grupo Caja de Ingenieros (que conocerán y velarán para que en la Política Retributiva se recojan los criterios y normas de aplicación adecuados a su estructura, tamaño y perfil de riesgo) dentro de su ámbito de actuación. 

La Política de Selección y Nombramientos aprobada por el Consejo Rector, contempla la evaluación de la idoneidad del candidato, según determinados requisitos de honorabilidad profesional, y tiene en cuenta aspectos como la trayectoria, la experiencia y los conocimientos, debiendo ser todos ellos adecuados a las funciones a desempeñar. Dicha política articula mecanismos para que el Consejo Rector, en su conjunto, disponga de las competencias adecuadas para desarrollar sus funciones y llevar a cabo un buen gobierno de la Entidad, atendiendo a su escala, tamaño y complejidad. Los procedimientos de selección de los miembros del Consejo favorecen la diversidad de experiencias y de conocimientos, y no adolecen de sesgos que puedan implicar discriminación alguna.

Anualmente, se publica el Informe de Relevancia Prudencial. Este documento pone al alcance de los grupos de interés el sistema de gestión del riesgo del Grupo que se compone de un sistema de gobierno y organización de la función de riesgos, un marco de apetito por el riesgo, un modelo de gestión que incluye la autoevaluación y el seguimiento integral de los riesgos, y una adecuada asignación de recursos humanos y tecnológicos para la gestión y supervisión efectiva del modelo. 


"La ética y la responsabilidad como pilares de comportamiento con nuestros grupos de interés"

"El compromiso ético como responsabilidad de todos"

"La transparencia como pilar esencial de nuestra gestión, incluso en materia retributiva"

"El conflicto de intereses es prevenido mediante diferentes mecanismos" 

 

 

< Estructura organizativa Creando valor compartido para nuestros grupos de interés >